Estudio de caso 6

Flexibilización mediante estandarización

 

Situación de partida

Uno de nuestros clientes utiliza diversos formatos y tamaños de envases. Se trata de un segmento muy volátil que depende mucho del tiempo climatológico, por lo que las cantidades de unidades de envases demandados fluctúan mucho.

Sector

Fabricante de productos gourmet

Estrategia/Motivo

Menor inversión ‒ mayor flexibilidad

Resolución de tareas

El objetivo era conseguir la mayor flexibilidad posible, manteniendo un volumen de inversión razonablemente bajo.

Realización

Se analizó el surtido de productos y se clasificó en varias clases de tamaños. Para los tamaños mayores se consideraron los números de unidades necesitados y, por tanto, la cantidad de cavidades (utilizaciones). Con este análisis se definieron los tamaños de instalaciones y herramientas ideales. Para poder producir de manera rentable se diseñaron instalaciones relativamente grandes ( = elevada tasa de rendimiento). La variedad de variantes se reprodujo en las instalaciones con grupos de aplicación alternativos para herramientas y automatización.

Resultado

Con un número relativamente pequeño de instalaciones y herramientas estandarizadas pudieron producirse de manera alternante las variantes exigidas.

Ventaja para el cliente

El tamaño de las instalaciones permite producir los artículos a bajo coste. La estandarización de herramientas e instalaciones nos permite contar con una plantilla muy flexible y, por tanto, reaccionar de forma óptima a las cantidades demandas fuertemente fluctuantes. De este modo conseguimos además cierta seguridad en caso de fallo, ya que en caso de que ocurra un problema grave siempre podrá seguir produciéndose con otra instalación. El uso de grupos de aplicación reduce considerablemente la inversión en herramientas y automatización.

Resultado

Una mejora en

  • Rentabilidad
  • Flexibilidad